DISEÑO Y OPTIMIZACIÓN DE SISTEMAS LOGÍSTICOS MEDIANTE EL USO DE TÉCNICAS DE SIMULACIÓN

por | Ene 22, 2016 | Lean Operations | 0 Comentarios

Las Técnicas de Simulación actuales, mediante el uso de sistemas informáticos de alto nivel, permiten diseñar, optimizar y visualizar en 3D y realidad virtual sistemas logísticos y productivos críticos actuales o futuros.


 

a

Introducción

Cuando me lancé profesionalmente a la consultoría logística, después de algunos años de experiencia en diversas empresas, me obsesionaba notablemente el no disponer de una herramienta que me permitiese evaluar la utilidad de mis ideas como ingeniero, de forma previa a la implantación real de las mismas. La pregunta del millón era la de siempre: ¿qué mejora o productividad voy a obtener con el nuevo sistema? ¿cuál sería el retorno de la inversión a realizar en función de dicha mejora? ¿qué alternativa es hoy por hoy las más idónea?

Con ello no quiero decir que ahora esté en condiciones de responder de una forma absolutamente certera a estas cuestiones fundamentales. Sin embargo, y después de unos cuantos años “peleándome” con el aprendizaje y aplicación de las técnicas de simulación a la ingeniería logística, creo que el esfuerzo acometido tiene una gran recompensa en términos de lo que denomino una verdadera ingeniería colaborativa que se traduce en una mayor calidad de mi trabajo y una mayor implicación del personal de la empresa cliente en mi proyecto lo que se convierte, generalmente, en un mayor éxito del mismo para todos.

Es evidente que en nuestra actividad logística diaria, como en la gran mayoría de nuestras actividades cotidianas, estamos constantemente inmersos en un mar de dudas en la toma de decisiones críticas acerca de:

  • ¿Cuál es el potencial de mejora de nuestros sistemas logísticos con los recursos actuales?
  • Dentro de la maraña de técnicas, sistemas, metodologías, etc. logísticas ¿cuáles son las que ahora me proporcionarían un mayor valor añadido o una mejor relación productividad a obtener/inversión a realizar?
  • ¿Cómo medir el grado de avance o mejora a conseguir? ¿Dispongo de indicadores logísticos efectivos que calibren la productividad de mi sistema logístico?
  • ¿Cómo rediseñar los procesos que no me añaden valor? ¿Puedo disponer de información valiosa “ a priori”  acerca de la decisión de subcontratar vs. producir?
  • ¿Cómo diseñar y optimizar mis actuales o nuevas instalaciones para obtener una máxima productividad?

 

Estas y otras cuestiones son, a la par, críticas y difíciles de responder, y suponen habitualmente un alto grado de riesgo. En el presente artículo no pretendo, ni mucho menos, presentar al lector las herramientas y metodologías de simulación de procesos logísticos como “la bola mágica” que resuelve estas cuestiones.

Todo lo contrario, mi ánimo consiste en presentar la simulación de procesos logísticos como lo que es, como lo que mi experiencia me ha demostrado en los diversos proyectos realizados: una inestimable herramienta de ayuda a la toma de decisiones y que debe estar inexorablemente unida al conocimiento y experiencia personal para conformar un binomio hombre-máquina idóneo.

Existen, por otra parte, ciertos puntos críticos o premisas que quiero que el lector no pierda de vista a lo largo del presente artículo:

  • Tratamos sobre sistemas basados en la probabilidad estadística y por tanto están afectados por la incertidumbre propia de la actividad empresarial
  • El verdadero potencial de la simulación de procesos reside en una gestión proactiva: es importante conocer y justificar lo que ha ocurrido, pero es CRITICO proyectar y rediseñar los sistemas logísticos hacia los objetivos de la empresa:
    • Predicción del comportamiento del sistema objeto de estudio
    • Análisis de las posibles alternativas
    • Formación y educación en la operativa del sistema
  • La implantación real de un proyecto de éstas características debe seguir los preceptos establecidos en el concepto de mejora continua: planificar-ejecutar-verificar-mejorar
a

Simulación de Procesos Productivos y Logísticos

Todos sabemos, y especialmente el empresario, que el reto de competitividad actual de las empresas en un mercado cada vez más globalizado consiste en ofrecer al mismo, productos y/o servicios de mayor calidad a un menor coste  para asegurarse un crecimiento empresarial sostenido, es decir, las empresas deben de proveerse de ventajas competitivas fundamentales que los diferencien de sus semejantes en el mercado y les asegure su permanencia y crecimiento en dicho mercado.

 

Esta necesidad actual conlleva, usual y fundamentalmente, de la implantación de técnicas eficientes de organización industrial y logística para la consecución de dichos objetivos. Por desgracia, y como bien sabemos, generalmente, la implantación real de dichas técnicas supone “a priori” un desconocimiento cuantificado de la mejora que puede proporcionar  su aplicación, o una previsión fiable del retorno de la inversión realizada según la productividad prevista o deseada.

Por dicho motivo, y como respuesta a ésta necesidad imperiosa en los entornos empresariales actuales, las técnicas de simulación permiten ofrecer a las empresas una “visión” futura, altamente precisa y cuantificada relativa a qué conceptos y técnicas de organización industrial son económicamente más efectivas, así como proporcionar un diseño optimizado del sistema (actual o futuro) objeto de estudio previamente a la inversión de capital o implantación real de la técnica en cuestión. Este hecho redunda notablemente en una mejora fundamental del sistema actual con el objetivo fundamental de incrementar la competitividad y productividad de las empresas.

a

¿Que es la Simulación?

Técnicamente, podemos definir el concepto de simulación como el arte y ciencia de crear una representación (modelo matemático) de un proceso o sistema  para los propósitos de experimentación y evaluación (creación de maquetas virtuales).

Dicho en otras palabras, las técnicas de simulación permiten crear representaciones sumamente precisas  de sistemas actuales o previstos de la empresa (por ejemplo: sistemas de almacenaje y manipulación de materiales, sistemas de producción o trabajo en grupos de maquinas, mantenimiento de equipos, productividad de sistemas, distribución en planta, etc.) con el objetivo de analizar, comprender y mejorar su operatividad.

 

Además de éstas características fundamentales, y debido al espectacular avance en la tecnología informática, las técnicas de simulación soportadas en programas informáticos de alto nivel permiten generar representaciones en 3 dimensiones y realidad virtual en donde el empresario puede visualizar a priori su sistema o  fábrica de futuro, así como experimentar o “simular” diversas situaciones (escenarios) obteniendo datos cuantificados (productividades, asignación de recursos, reducción de costes, etc.) acerca de la nueva situación propuesta.

a

¿Qué Objetivos Persigue la Simulación de Procesos?

Evidentemente el objetivo fundamental del uso de las técnicas de simulación consiste en disponer de una herramienta avanzada para el diseño y optimización de sistemas logísticos y productivos tanto actuales como futuros. Este objetivo global y fundamental lo podemos sintetizar en una serie de objetivos concretos:

 

  • Análisis de la situación actual y establecimiento de escenarios previsibles: a través de las técnicas de simulación podemos medir, evaluar y proponer alternativas coherentes conducentes hacia la optimización de nuestro sistema logístico sin tener que alterar físicamente el mismo: por ejemplo, evaluar una mejor distribución en planta, analizar el impacto de diversas estrategias productivas, dimensionar equipos y recursos, etc.
  • Elaboración de Planes de Contingencia: ¿Cómo se comportaría nuestro sistema de almacenaje o productivo ante una falta de materiales imprevisible? ¿Cómo repartir nuestros recursos de forma eficiente ante una escasez de los mismos? ¿Qué margen de maniobra tenemos si se nos estropea un equipo crítico en época de alta demanda? Estas y otras cuestiones previsibles o que nos han ocurrido en el pasado, podemos analizarlas a través de las técnicas de simulación y crear planes de contingencia coherentes que nos permitan reaccionar de una forma organizada y planificada ante situaciones extraordinarias o anómalas.
  • Formación y adiestramiento: así mismo, podemos utilizar la simulación como un medio de apoyo didáctico idóneo en situaciones de formación y adiestramiento:
    • Ayuda a la empresa en el análisis y comprensión del comportamiento de los sistemas
    • Ayuda “a priori” a la empresa a prepararse mejor ante la llegada de un nuevo equipo, nueva instalación o nueva planta de la empresa en la nueva forma de trabajo u operativa
    • Fomenta el trabajo en equipo a través de:
      • Participación activa de diversas personas con distintas ópticas de vista y preocupaciones (enriquecimiento personal y de la organización)
      • Cuantificación y visión en 3D de las propuestas presentadas
a

Resumen

La lógica y mi experiencia a lo largos de éstos años me han enseñado que no existe una solución única, global y mágica que resuelva de forma absoluta la problemática de la mejora de la competitividad de las empresas. La verdadera mejora reside en el afán de superación y búsqueda continua de la excelencia empresarial, en saberse superar día a día, en levantarse y aprender de los errores cometidos, en definitiva en ser EMPRESARIO y utilizar la mejor ingeniería que conozco: EL SENTIDO COMÚN.

Estas cualidades unidas a un abanico de herramientas y metodologías avanzadas, entre las cuales creo que la simulación de procesos tendrá un papel relevante en el futuro, nos permitirán adecuar nuestras estructuras logístico-productivas a las necesidades de competitividad actuales y futuras.

El éxito de las empresas del futuro dependerá de la rapidez con la misma es capaz de ajuste al mercado. De poco le va a servir al empresario el análisis a posteriori si las decisiones ya han sido tomadas. La simulación nos permitirá conocer de antemano como la empresa va a reaccionar desde el punto de vista de procesos y establecer los parámetros de control necesarios para la sostenibilidad de su ventaja competitiva.

 

simergia engineering, sl

Jorge Pampín-CEO

Dr. Ingeniero Industrial, CPIM, REFA

jpampin@simergia.com

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies