SOSTENIBILIDAD Y CRECIMIENTO RENTABLE A TRAVÉS DE LA GESTIÓN POR PROCESOS Y ACTIVIDADES.

por | Ene 22, 2016 | Lean Accounting | 0 Comentarios

Ingeniería de Valor: modelización económica de la empresa para toma de decisiones estratégicas y operativas (visión “a priori y “a posteriori”).


 

a

¿Qué es la Ingeniería de Valor?

Hoy en día inmersos en una necesidad de al menos conseguir sostenibilidad de la empresa (idealmente también crecimiento), es vital para la misma obtener un mapa preciso acerca de cómo operan nuestros procesos y actividades, y estas son configuradas por los parámetros clave de las mimas (recursos, tiempos, personal, eficacia, productividad, etc.).

Cuando conseguimos lo anterior es un gran paso, y sinceramente les confesaré que no muchas empresa alcanzan este grado, pero muy pocas empresas establecen lo que denomino una Ingeniería de Valor: búsqueda y reducción/eliminación sistemática de actividades de no valor añadido.

El concepto no es nuevo, todos hemos oído hablar de Lean Management, Lean Manufacturing, etc., y las técnicas asociadas destinadas a resolver problemas concretos (SMED-Cambio Rápido de Útiles, OEE-Eficacia Global de Equipos, Mantenimiento Preventivo, 6 sigma, etc.) que nos aportan información  muy valiosa y cuantificable acerca de las oportunidades de mejora en un sistema logístico, equipo, proceso, etc. … ¿PERO Y LA VISIÓN DEL COSTE O VALOR/NO VALOR QUE PRODUCE ESA SITUACIÓN ACTUAL O UNA PREVISIBLE? ¿CUÁL DE LAS ACCIONES ANTERIORES PRODUCIRÍA UNA MEJORA MÁS IMPORTANTE EN EL COSTE DE MIS PRODUCTOS/SERVICIOS, CANALES DE DISTRIBUCIÓN, GESTIÓN DE ALMACENES, ETC.? ¿TENEMOS IDEA DE LA MAGNITUD ECONÓMICA DEL DESPILFARRO EN NUESTROS PROCESOS Y ACTIVIDADES (MAPA DEL DESPILFARRO) Y CUANTO SUPONE Y LASTRA NUESTROS PRODUCTOS/SERVICIOS?

La respuesta a estas cuestiones no es fácil y con demasiada frecuencia nos perdemos en el bosque. De vez en cuando es necesario volver a subir a la colina para tener una visión completa y reorientarnos de nuevo, establecer un plan estratégico de actuaciones en función del retorno de inversión de las mismas. La empresa, y desgraciadamente hoy en día menos, no tiene una capacidad financiera infinita y necesita urgentemente rentabilizar las actuaciones para que la lleven 1) hacia la sostenibilidad y 2) hacia el crecimiento.

Es necesario volver  a revisar y replantear los procesos y actividades desde una óptica simple, útil y de valor/no valor añadido para volver a tomar conciencia de cómo opera nuestra empresa. Aunque parezca tonto y simple, para mí es muy útil y clarificador lo que denomino la “teoría de la cajita”:

Supongamos que queremos analizar nuestro sistema logístico “almacén”… es evidente que le damos cosas (“inputs”) para que opere, y él a cambio nos devuelve cosas (“outputs”). Estos outputs pueden ser de valor/no valor añadido a la cadena de valor de nuestra empresa.

 

Así mismo, podemos realizar esta aproximación a distintos niveles de agregación: sistemas, procesos, actividades, etc.

No es difícil evaluar y medir con cierta facilidad los inputs que intervienen, pero …¿qué pasa con los outputs?. Se nos plantean multitud de dudas sobre su medición y más aún sobre qué acciones serían las más idóneas e impactantes para su mejora: ¿Cómo defino el valor añadido que proporciona a la empresa?, ¿Cómo afectan la mejora en los parámetros operativos sobre la productividad o rentabilidad del sistema?, ¿Qué peso tiene este “eslabón” en el conjunto de la cadena de valor? ¿Merece la pena hacer inicialmente esfuerzos aquí o tengo otras oportunidades económicas más rentables en otros “eslabones” de la cadena de valor”.

Si repetimos esta tarea en las actividades principales y procesos de la empresa, obtendremos un Mapa de Valor sumamente valioso que nos permitirá no solo conocer el valor preciso de un coste objetivo (producto, cliente, canal de distribución, servicio, etc.)…que supone evidentemente un gran avance, sino lo más importante es ser capaces de modelizar la empresa para:

  1. Comprender como funciona, se desarrollan e interactúan los procesos, actividades y sus parámetros de funcionamiento, y por tanto producen esos costes objetivos.
  2. Tener la capacidad de incidir y experimentar sobre el modelo (simulación), para analizar y evaluar  “a priori” el efecto de decisiones estratégicas y operativas clave.

Esto es en definitiva la Ingeniería de Valor. Evidentemente no es una tarea fácil ni sencilla de realizar y requiere de: conocimiento, paciencia e ilusión, metodología y recursos aplicados para su consecución y sobre todo mantenimiento… (debe ser considerado como una actuación estratégica) pero mi experiencia de más de 15 años sobre estos temas, me ha demostrado que los resultados proporcionan una herramienta excelente para la toma de decisiones tanto del día a día como estratégica. Algo hoy en día necesario para la sostenibilidad y crecimiento rentable de la empresa.

a

¿Qué nos proporciona la Ingeniería de Valor?

Es de todos asumido que hoy en día es prohibitivo no “fabricar para el cliente”, esto tradicionalmente supone ser capaces de cumplimentar las 3 dimensiones básicas requeridas a un producto/servicio, etc.: calidad, fabricabilidad y diseño… ¿pero y la dimensión de coste? (nuestra 4ª dimensión).

Cuántas experiencias nos encontramos en que se han cubierto de forma excelente las 3 primeras dimensiones (que son tradicionalmente controlables por la empresa)…pero el producto/servicio se queda sin vender por culpa de unos costes excesivamente caros. ¿No nos sería de gran utilidad (y vital para nuestra sostenibilidad y crecimiento) disponer de una metodología/herramienta que nos permitiera “a priori” evaluar la idoneidad/no idoneidad de un producto/servicio en la fase de diseño antes de su producción industrial o lanzamiento al mercado?

Además de lo expuesto anteriormente, una eficiente gestión de valor de procesos y actividades nos permite:

  • Conocer dónde se genera valor y dónde se destruye en la empresa.
  • Detectar los procesos y líneas de negocios en los que la empresa gana / pierde dinero.
  • Gestionar y mejorar las actividades y procesos realizados internamente.
  • Conocer los costes en que incurre la empresa en cada fase de elaboración de sus productos / prestación de servicios.
  • Conocer cómo se comporta la rentabilidad a través de procesos, canales de distribución, productos y clientes.
  • Generar fácilmente simulaciones para evaluar distintas alternativas y medir su rentabilidad.

 

….así como responder a las siguientes preguntas:

 

  • ¿En qué segmento de clientes es más rentable nuestro producto “líder”?
  • ¿Dónde tenernos las grandes bolsas de despilfarro que minan nuestra rentabilidad y como puedo eliminarlas?
  • ¿Cuáles son los canales de distribución y servicios adicionales que hay que vender a los clientes para maximizar su rentabilidad?
  • ¿Qué productos y servicios hay que re-negociar con qué clientes?
  • ¿Puedo obtener una dimensión económica de mis principales indicadores clave de procesos (KPIs) que me permitan establecer alertas útiles y cuantificadas?
  • ¿Podemos modificar nuestra rentabilidad si modificamos la forma en la que servimos a nuestros clientes?
  • ¿Podemos obtener mayores beneficios si modificamos ciertos comportamientos de nuestros clientes, o la forma de realizar ciertas tareas internamente?

En definitiva, y según nuestra experiencia, no disponemos habitualmente de una visón económica  detallada de cómo operan nuestros procesos y actividades (modelado de la empresa) y mucho menos disponemos de modelos suficientemente precisos que nos anticipen el comportamiento de estrategias, decisiones futuras etc.

Es vital que dispongamos de 2 visiones de nuestros procesos y sistemas logísticos: visón logística y visión de valor. Ambas son complementarias, no excluyentes, y nos permitirán priorizar y establecer aquellas acciones más coherentes con mejoras relacionadas con la rentabilidad de nuestra empresa y retorno de la inversión. En definitiva deben proporcionarnos confianza para toma de decisiones estratégicas y operativas clave.

En Simergia Engineering llevamos años desarrollando nuestro propio “know-how” y herramientas informáticas avanzadas que nos permiten responder a estas y otras cuestiones relevantes para una sostenibilidad y crecimiento rentable de las empresas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies